jueves, 27 de noviembre de 2014

Ya no habrá más visitas como ésta

La semana pasada estuvo en casa la trabajadora social. Simple rutina: valoración mensual de cómo van las cosas. Algo a lo que nos hemos acostumbrado desde hace 16 años; primero con Sonia y después con Judit.
Todo como siempre. Hablamos ella y nosotros, luego ella con Judit, luego Judit y ella con nosotros, nos contamos  el ritmo del mes, si hay novedades,…nada extraordinario. Pero esta vez,  al terminar la visita, la trabajadora social se despidió, nos miró y dijo: “ya llegamos al final; seguramente no habrá más visitas como ésta” Me dio un vuelco el estómago y comprendí que estábamos a un pasito de dejar de ser familia de acogida. Unos papeles dirán que Judit es hija nuestra (aunque yo lo sentí el primer día que ella y yo cruzamos las miradas) Ella lo ha deseado con todas sus fuerzas. Sin embargo ¡Estoy tan nerviosa cuando lo pienso!  Ese día voy a ser la mamá más feliz del universo. 
Me temo que durante años me he escondido entre las inseguridades de Judit, todas esas que  hemos ido contando y compartiendo. Y es que, como para Judit, esos papeles también van a significar mucho para mí.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Proceso de adopción

Hemos iniciado el proceso de adopción de Judit y ella está pletórica. Estamos metidos en entrevistas para comprobar si somos la familia que Judit necesita (mientras escribo esto, no puedo evitar sonreír y pensar si lo que hasta ahora hemos hecho con ella era un experimento). Después de 10 años, hemos vivido en plenitud con la niña. Hemos envejecido y madurado con ella y nos hemos moldeado como padres. Pero ha llegado el momento de avanzar en este proceso porque Judit ha decidido que quiere pasar el resto de su vida cerca de nosotros en todos los sentidos y con pleno derecho. Así que en ello estamos. Ni que decir tiene que este paso ha acelerado la madurez de Judit y la ha hecho cambiar en muchas cosas para bien. Empieza a sentirse segura y toma decisiones casi de adulta (aunque el casi sigue pesando bastante. Ella lleva su ritmo).

Un detalle: ayer la pillé buscando firma para el DNI con sus futuros apellidos. Estaba muy graciosa.