miércoles, 3 de septiembre de 2014

Un curso más

Después de unas merecidas vacaciones Judit ha vuelto al estudio y a su último año para conseguir el graduado escolar. Durante los meses de julio y agosto se ha programado ella sola horas de trabajo y estudio para no perder el ritmo. Estamos muy contentos y satisfechos, pues no ha habido que decirle que repasara o leyera antes de salir a dar una vuelta e irse con las amigas. Es un síntoma de que está adquiriendo madurez y responsabilidad; no sólo en el estudio sino también en las normas de regreso a casa y salidas con los amigos. Parece que ya tocaba, aunque no hay que cantar victoria ya que empezamos las clases y las obligaciones vuelven a apretar. Pero deseaba con fuerza escribir y contar que Judit se está portando bien y que, pese a sus momentos de bloqueo, cabreo e incomprensión (momentos que sufrimos todos) me siento orgullosa de ella. Cada día más.