lunes, 12 de mayo de 2014

Con novio, pero sin móvil

Judit nos cuenta que tiene novio. Esta vez no ha sido un descubrimiento nuestro siguiendo el rastro de pistas que va dejando con notitas, mensajes, llamadas perdidas,… sino que nos lo ha dicho ella. Creemos que es buena señal que haya tenido confianza con nosotros e incluso nos lo haya traído a casa y presentado. El “susodicho” se llama Claudio y ya hemos entrado en el juego de indagar quién es, qué estudia, dónde vive, a qué dedica el tiempo libre….HORROR!!!! Parecemos nuestros padres!!!! Claudio es del pueblecito al que vamos los fines de semana y en verano; así que, entre semana, está pendiente del teléfono a cada hora. A Judit se le ha roto el móvil (de nuevo, por hacer mal uso de él) y se lo hemos sustituido por uno antiguo nuestro, mejor conocido por “ladrillo” que no da lugar a internet ni wasap. No tiene saldo (otra vez, por su mal uso) y sólo admite llamadas. Así que ella y su Claudio han descubierto el teléfono fijo. Aquel aparato que antiguamente utilizábamos para hablar en la distancia y que está al alcance que los que hacen mal uso del móvil o no lo tienen. Suena “retro” pero me encanta ver a mi niña hablando por el teléfono fijo como si el tiempo se hubiera detenido. Y me encanta aún más cuando suena el teléfono, lo cojo y oigo la voz de Claudio preguntando por Judit. En fin, que Judit tiene novio. Y parece que va en serio.

2 comentarios:

  1. Me encanta.
    Qué recuerdos me trae lo del teléfono fijo, que ni siquiera era inalámbrico, así que había que susurrar o compartir la conversación con los presentes...

    ResponderEliminar
  2. Jajaja las buenas costumbres hay que recuperarlas :)

    ResponderEliminar