miércoles, 15 de enero de 2014

Ahora sí...por fin el móvil

Bueno, ya está... Judit tiene móvil. Se lo han traído los reyes magos. Le hicimos escribir la carta. Refunfuñando decía que eso era para niñas pequeñas. Que ella ya no tiene edad y que para qué escribir la carta. "La magia consiste en que los reyes regalan cosas que nadie más te regalaría... esa es la magia". Lo pensó y se puso a escribir. Después de una retaíla inacabable de regalos, con el móvil como gran estrella, la última frase de la carta: "...y sé que es muy dfifícil, pero me gustaría ser adoptada".

Finalmente nos decidió la necesidad de Judit de sentirse una adolescente más. No tener móvil la hacía sentirse distinta y no nos gustaba en su situación. Realmente ha pasado a ser casi una necesidad social. Ahora es el punto de discusión diaria

3 comentarios:

  1. Mi hijo de acogida lo quiere hace muchísimo tiempo y le hemos dicho que lo tendrá cuando apruebe todas, con 12 años no me parece edad y teniendo la cabeza en las nubes como tiene. Pero tengo claro que no aprobará nunca todas y tendremos que bajar el listón para que lo tenga. Ahora sale y a veces echo en falta que tenga móvil para saber por dónde anda.

    ResponderEliminar
  2. Tiene que ser difícil tomar este tipo de decisiones, la verdad. Ánimo, sois unos campeones (me leí el otro día todas las entradas del blog de un tirón y me quito el sombrero ante vosotros cuatro, Sonia incluida :).

    Por cierto, no sé si conocéis los libros de Cathy Glass: es una mujer que lleva acogiendo a niños en su casa muchos años (¿25?) y ha escrito novelas contando algunas de esas historias. Al parecer, sus novelas se utilizan aquí en UK para formar a futuros padres de acogida. Yo he leído unas cuantas y están muy bien, aunque son duras, y pese a que la realidad está novelada creo que se puede aprender de ellas. Lo único es que me parece que no están traducidas todavía... Un beso.

    ResponderEliminar