domingo, 2 de diciembre de 2012

El colegio se complica

Este año Judit ha cambiado de curso y, lógicamente, de tutora. Pues bien, ha sido un cambio de la noche al día. La nueva tutora, tras la larguísima (y esperable) lista de suspensos de Judit en la primera evaluación nos hace una valiosísima recomendación: "Se tiene que esforzar más". Acabáramos... Y yo sin darme cuenta. Después de casi 14 años educando niños de acogida menos mal que me he encontrado a una persona que, tras su paso por la universidad y todas las horas de formación a sus espaldas, por fin, me ha dado la clave de todos los problemas de Judit: se tiene que esforzar más. No me lo hubiera ni imaginado.

A esta gran profesional de la educación, los 5 años de maltrato continuado de Judit, el abandono de su familia, la ruptura con sus hermanos biológicos, la repudia de su madre y padre biológicos y toda la problemática añadida le sugieren que, diciéndonos que Judit se tiene que esforzar más nos va a ayudar, a ella y a nosotros, a conseguir que Judit mejore su rendimiento académico.

Lo siento, o trabajamos juntos, o no sacaremos a Judit adelante.

5 comentarios:

  1. Qué espabilada la maestra, a lo mejor la nominan al Nobel ó al Príncipe de Asturias del año que viene por la valiosa aportación realizada.
    A lo mejor es que no os habíais dado cuenta, para que venga ella a abriros los ojos.
    ¿Cómo puede haber gente tan incompetente que le exige lo mismo a todos los niños y los mide por el mismo rasero? Pues no.
    En mi colegio pretendían que el niño gordito corriera lo mismo que el niño que iba a atletismo, y éso es imposible. Cada uno tiene un ritmo, unas aptitudes y unas circunstancias.
    Un beso muy fuerte a los cuatro (supongo que Sonia sigue con vosotros) y actualizad más a menudo, que me encanta leeros.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo el otro día tuve una reunión con la profesora de inglés (no ha hecho ni un trabajo en todo el curso y tampoco las tareas) de mi hijo de acogida y me dijo, palabras textuales:"si un día no hace la tarea no os preocupáis? él no entiende que si no se esfuerza por nada no lo hará tampoco en un trabajo ni en ningún ámbito de su vida? es que no se lo habéis dicho?"
    ojalá y con decirle todo las cosas funcionasen, sería una joya. Menos mal que soy educada, pero vamos, finalmente le dije: "ahora mismo, el menor de los problemas en mi casa es que mi hijo haga las tareas de inglés" y se quedó alucinada.

    ResponderEliminar
  3. Hola, no puedo evitar comentar esta entrada, respeto mucho a los "profesionales" de la educacion, ademas de ser este mi campo de trabajo, pero nos encontramon hoy en dia con cada vez mayor número de gente que se dedica esto, no por vocaion sinó por dinero y condiciones de trabajo,(por mucho que se quejen, sus condiciones de trabajo muchos las querian) no aceptan ni entienden la diversidad. Es duro cuando te encuentras con uno de ellos de cara, pero mucho animo y a seguir luchando, con vuestra ayuda serà mas fàcil que Judit encuentre su camino.
    Un abrazo.
    ICA

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    Me encanta leerlos. Soy mamá adoptiva y cualquier información nos sirve de aliento. A veces creo que tengo mucho menos paciencia que la que debería. Mi hijo es igual de optimista y a cualquier regaño le busca el lado positivo, por lo cual es realmente un reto buscar un correctivo que realmente funcione para modificar un mal comportamiento. Estoy buscando el libro Indómito y entrañable y lamentablemente en México no se consigue. Les agradeceré me hagan llegar alguna liga donde lo pueda adquirir en electrónico. Muchas gracias y bendiciones para su familia.

    ResponderEliminar
  5. Hacía mucho tiempo que no leía este blog, que siempre me levanta el ánimo. No porque me alegre de los problemas de otros, sino porque me encuentro que situaciones que a mí me hacen sentir mal, les pasan a más personas, y no es por mi incompetencia.

    Me siento totalmente reflejada en ese tipo de comentarios. "Tiene que centrarse más, está todo el tiempo despistada". "No trae sus deberes desde hace días... tiene que traerlos". Y mientras tanto, es la primera noticia que tienes de que no trae los deberes ( nadie te lo ha contado, incluyendo a tu hija), y hagas lo que hagas y se lo digas como se lo digas, ella está en su mundo... Y te lo dicen como si te tuvieran que abrir los ojos, que no te enteras de nada. Cuando la que no duerme por la noche soy yo, y no la profesora.

    Últimamente he podido ver que hay muchos niños y niñas, y por tanto padres, que tenemos verdadera dificultad en educar a nuestros hijos, que vienieron con "mochila". Soy madre adoptiva, y me he encontrado en este último mes con dos madres con idénticos problemas a los míos, yo que pensaba que esto solo nos pasaba a nosotros.... Pero el patrón se repite.

    Realmente es difícil y agotador. Y creo que los profesionales en mi experiencia no ayudan. Al final el problema es tuyo, si la niña se pasa mucho, la expulsan, no siento que me estén ayudando.

    Creo que los profesionales no saben resolver estos problemas, y los padres, vamos haciendo lo que podemos, según nuestro sentido común cada uno, de buena voluntad. Pero no se si eso será suficiente.

    No dejéis de escribir en el blog, de verdad que nos ayuda a muchos.

    Un fuerte abrazo y mucha suerte.

    Maite

    ResponderEliminar