martes, 19 de junio de 2012

Un campamento más


Judit se fue ayer de campamento con todo el colegio. Una semana disfrutando de la naturaleza y con otro tipo de responsabilidades. Los estudios quedan al margen esos días y el trabajo en equipo, el orden y el esfuerzo físico toman su iniciativa. Judit se ha ido entusiasmada. Esperemos que no haya ninguna llamada de profesores o monitores (eso no sería nada bueno). A su marcha ha ido dejando un reguero inmenso de castigos interminables por desobedecer y contar mentiras que tendrá que cumplir a su regreso (nada nuevo). Pero hoy he notado su ausencia. Esta misma mañana, sin ir más lejos, a la hora del desayuno, antes de ir a trabajar. Es un momento que compartimos las dos porque coincidimos en el horario y da para mucho. Estoy tan acostumbrada a su presencia que cuando no está, se me hace muy raro.

No paro de pensar en ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario