martes, 24 de abril de 2012

Judit nos ama de verdad


Sé que Judit nos ama con todas sus fuerzas. Está demostrado lo mucho que quiere a su familia de acogida. 
Que Judit es especial ya lo sabíamos pero estos últimos meses lo hemos podido constatar y sentir en nuestras propias carnes. Judit acaricia a su abuelo con Alzheirmer, lo levanta y lo cuida con tanta delicadeza que nos hace encoger el alma. Le cuenta cosas del colegio y le canta canciones sabiendo que su abuelo no la reconoce ni la entiende. El fin de semana que nos toca estar pendiente de los abuelos y dormir en su casa, es la única nieta que se ha quedado allí para hacer compañía y ayudar. Se la ve preocupada con la nueva situación familiar y no pone quejas ni replica. Todo lo contrario, no deja ni un segundo de vista al abuelo. 
Infinidad de veces peleamos con ella, le exigimos que madure, que se comporte como una niña (adolescente) “normal”. Nos empeñamos en compararla con nuestros sobrinos, vecinas, hijas de amigos,… Pero si la mirásemos bien sabríamos que en esas comparativas, ella es la mejor.
Judit es imperfectamente adorable. La quiero con todas mis fuerzas.

7 comentarios:

  1. ¡Hola!
    En primer lugar, nos gustaría decir que tu blog, vuestro blog, es maravilloso. Es un punto de referencia para todos aquellos interesados en el acogimiento familiar y un ejemplo a seguir para demostrar que, lo que les dais a estos niños es una vida, seguir creciendo y soñando con su futuro.
    Somos una organización (una asociación juvenil, más concretamente) que lo que queremos es promover el acogimiento familiar en Málaga y, si esto sirve como ejemplo, dar a conocer a mayor escala el acogimiento familiar, puesto que nos parece de una muestra de amor impresionante. Nos gustaría ponernos en contacto con vosotros para poder haceros una entrevista y así tener una versión real, algo tangible, de lo que se puede alcanzar.
    Podéis contactar con nosotros a través de
    comunicacionconconciencia@gmail.com
    https://twitter.com/#!/CQuiere
    http://quiereacogimientofamiliar.blogspot.com.es/
    ¡Gracias por demostrarnos todo vuestro amor!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Emocionante!!! ¡¡¡Conmovedor!!!

    ResponderEliminar
  3. Solo quería agradecemos que compartáis vuestra experiencia con el acogimiento de Judith!!! Pienso que cuando se lo entreguéis le va a encantar.
    Yo estoy en medio del tedioso proceso para hacernos familia de acogida, y me encanta leer vuestra experiencia.

    ResponderEliminar
  4. El otro día leí lo que has puesto de nuevo, y se me llenaron los ojos de lágrimas. No supe cómo contestar. No encuentro como expresar lo que he sentido leyendo lo que hoy nos cuentas. Describes precioso la sensibilidad de esa niña, y al mismo tiempo queda en evidencia la tuya. Es un escrito realmente especial y delicioso. Disfrutad de lo que teneis, y que los pequeños momentos de sobrecarga no os hagan perder de vista el tesoro que es Judit.

    Un abrazo

    Maite

    ResponderEliminar
  5. Me ocurre lo mismo que a Maite... Lei el post y me emocioné... No supe que decir, pero quería decir algo, y de ahí mis palabras

    Que gran lección de vida nos ofrece Judith, nos ofrecéis... Aprender a descubrir en el que amamos esa adorable imperfección y hacérselo descubrir a él o ella también ... esa es una de los grandes valores del amor...

    Judith es un tesoro sin duda... Seguro que vosotros estáis ayudando a que ella lo descubra...

    Felicidades por la familia que formáis

    Maria

    ResponderEliminar
  6. yo por experiencia con niños de acogida se que estos niños suelen se a veces algo problematicos por la mochila de experiencias que llevan en sus espaldas, pero por lo general suelen ser mas sensibles, agradecidos y cariñosos que incluso tus propios hijos, agradecen un beso un abrazo que le digas un te quiero. Es en algunos momentos dificil pero es lo mas gratificante que yo he hecho en mi vida, ver sus caritas sonrientes, felices. por eso os felicito por vuestro trabajo con judith y desde aqui animo a familias a vivir esta experiencia, hay muchos niños que necesitan el calor de una familia de alguien que los quiera y que les haga tener una vida mas o menos normal

    ResponderEliminar
  7. Bufff, se me ponen los pelos de punta. No os hacéis una idea de lo que me gustaría acoger a niños que lo necesitan, aún a pesar de mis 4 hijos biológicos. El más pequeño cuenta ahora con 3 mesecillos de edad, y aún así, no me importaría. Pero a mi marido le daría algo. Aunque no descarto, en un futuro, hacerlo realidad.
    Espero que sigáis implicándoos en esta tarea tan difícil y a la vez enriquecedora, de favorecer el desarrollo total de un niño, en todos los sentidos.
    Mucha suerte a todos, creo que lo estáis haciendo fenomenal!!!

    ResponderEliminar