sábado, 22 de diciembre de 2012

Feliz Navidad (otra más)

Otra Navidad más que Judit pasa en casa. Da gusto ver cómo ni se imagina pasar las Navidades en otro sitio que no sea esta casa. Pasar la nochebuena en casa de unos abuelos, la Navidad en casa de otros,... es ya una rutina, pero lo mejor es que es SU rutina. Y la nuestra.

Aprovechamos para felicitar las Navidades a todos los seguidores del blog. Nos alegra leer los comentarios y ver que, de alguna manera, Judit no es sólo receptora de cariño sino que, sin saberlo, también está ayudando a otras familias, a otros niños y niñas. Es solidaria sin saberlo.

Feliz Navidad 

jueves, 20 de diciembre de 2012

La importancia de una buena profesional

Ayer nos llamó Natalia. Es la trabajadora social que han asignado en la nueva empresa para que acompañe a  Judit. Estamos encantados. Cuando estuvo hace unos meses conectó muy bien con ella y con nosotros. Aunque parezca difícil de creer es difícil encontrar personas que vivan y se crean el acogimiento y puedan acabar confundiendo su profesión con su pasión y su vocación. Natalia es una de ellas. Se esfuerza por conseguir entender a Judit y entendernos a nosotros. Sus valores coinciden con los nuestros y entiende y practica la solidaridad. Y no siempre es fácil encontrar a alguien así. Hacer convivir a una menor,  unos voluntarios, un funcionario y una profesional no es nada fácil. Hace falta mucha mano izquierda, inteligencia, empatía y, sobre todo, mucho cariño hacia Judit. Y Natalia lo tiene.

Hemos tenido trabajadoras sociales hace años que nos llegaron a decir que, en realidad, el bienestar de las familias no estaba entre sus objetivos. Qué mirada más corta! Es difícil pensar que el menor será feliz, si la familia acogedora no es feliz. Es un único proyecto. Una única familia. En realidad nos miran como unos prestadores de servicios y no nos reconocemos en esa mirada.

Me encantaría que Judit se dedicara a hacer lo que hace Natalia en el futuro. Podría aportar tanto desde su experiencia!

lunes, 10 de diciembre de 2012

Los recortes también le afectan a Judit

Hace unos días vino Silvia, la trabajadora social, para anunciarnos que se quedaba sin trabajo. La consejería ha decidido prescindir de la empresa con la que colaboraba y ha reunificado todos los casos de acogimiento en una sola empresa (hasta ahora había dos), que tendrá que gestionar el doble de niños por cada técnico. Lamentable. Estábamos a punto de empezar una terapia con Judit para mejorar su autoestima y no va a poder ser. No hay recursos.

Por lo visto, Judit también ha vivido por encima de sus posibilidades y no puede permitirse estos lujos.

Nueva trabajadora social (y será ya la quinta) que tendrá que establecer un nuevo vínculo con Judit, la cual tendrá que volver a contar sus intimidades a una desconocida a la que verá de uvas a peras con un objetivo, esta vez más que nunca, fiscalizador, más que terapéutico.

Pero bueno, me consuela saber que los hijos de los banqueros que nos llevaron a esta situación no tendrán que pasar por lo que está pasando Judit.

Como diría Forges... que país!

lunes, 3 de diciembre de 2012

Blog 3.500 millones

No os perdáis esta entrada en el blog "3.500 Millones" de El País. Hablan de Judit. Y de los recortes. Un gran blog del gran Gonzalo Fanjul.

domingo, 2 de diciembre de 2012

El colegio se complica

Este año Judit ha cambiado de curso y, lógicamente, de tutora. Pues bien, ha sido un cambio de la noche al día. La nueva tutora, tras la larguísima (y esperable) lista de suspensos de Judit en la primera evaluación nos hace una valiosísima recomendación: "Se tiene que esforzar más". Acabáramos... Y yo sin darme cuenta. Después de casi 14 años educando niños de acogida menos mal que me he encontrado a una persona que, tras su paso por la universidad y todas las horas de formación a sus espaldas, por fin, me ha dado la clave de todos los problemas de Judit: se tiene que esforzar más. No me lo hubiera ni imaginado.

A esta gran profesional de la educación, los 5 años de maltrato continuado de Judit, el abandono de su familia, la ruptura con sus hermanos biológicos, la repudia de su madre y padre biológicos y toda la problemática añadida le sugieren que, diciéndonos que Judit se tiene que esforzar más nos va a ayudar, a ella y a nosotros, a conseguir que Judit mejore su rendimiento académico.

Lo siento, o trabajamos juntos, o no sacaremos a Judit adelante.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Acabó el verano


Acabó el verano y Judit se enfrentó a su “gran reto”: hacer lo mejor posible los exámenes de septiembre (en el fondo era nuestro reto, no el de ella). El primer día marchó al colegio como un manojito de nervios (o eso parecía). Cuando regresó a casa estaba encantada con su intervención y lo bien que le había salido todo. Nuestro gozo en un pozo cuando se nos ocurrió averiguar qué le habían preguntado y qué había contestado.
La verdad es que no tiene desperdicio y para muestra, un botón: ¿Quién era Mahoma?; Respuesta de Judit: Mahoma era un hombre muy religioso ¿Y ya está? Fue nuestra reacción (no os describo la cara que pusimos porque creo que no sabría cómo hacerlo); y, ni que decir tiene, Judit sigue sin comprender qué es lo que está mal en esa respuesta de examen. No fue la única respuesta de examen que hizo de este modo. Algún día sus profesores podrán escribir un libro con ellas y retirarse pronto de la docencia. Bueno, pues después de esto y a pesar de todo, Judit consiguió su propósito inicial: APROBAR UNA Y PASAR DE CURSO.
Se salió con la suya (no sé si gracias a Mahoma o a unos fantásticos docentes que miran a la persona en toda su globalidad, miden sus aptitudes humanas y la preparan para adaptarle un currículo a unos futuros ciclos formativos que le ayuden el día de mañana a afrontar el  difícil y casi inexistente mundo laboral). Ahora toca convencer a Judit de la importancia de aprobar esas dos asignaturas de más que ha arrastrado a su nuevo curso. Estamos ya en ello.

domingo, 12 de agosto de 2012

Ya están aquí las notas


Ya están aquí las notas a Judit.
Nos parecen increíbles las reacciones que despierta en nosotros su forma de enfocar
la vida; no sabemos si echarnos a reír o ponernos muy serios y pillar un “cabreo”
importante después de llegar a casa con una sonrisa de oreja a oreja y decir:
¡Os vais a llevar una alegría inmensa; si apruebo una en septiembre, paso de curso!
Comprendemos de inmediato que lleva tres para septiembre.

Alucinante; cualquier compañera suya estaría llorando desconsolada y habría llegado a
casa compungida con sus suspensos, pero Judit no.
Su optimismo no conoce límites y reconozco que no me desagrada esta forma de vivir la
vida pero tendremos que ayudarle a encauzar este desmesurado optimismo.

Después de su fantástica intervención y de no entender por qué no compartíamos la
misma alegría con sus resultados académicos hemos diseñado con ella un plan de
estudio para el verano y nos tememos momentos complicados si no cumple los horarios
de tareas.
Tampoco estamos muy seguros de que haya entendido que su propósito en septiembre
debe de ser aprobar las tres materias en lugar de una para pasar de curso con todo
limpio.

martes, 26 de junio de 2012

Sonia vuelve a casa

Hace unos días volvió Sonia, la niña de acogida que vivió con nosotros de los 5 a los 10 años de edad y que acabó volviendo con su madre. Ha decidido que quiere estudiar la carrera en nuestra ciudad y vivir con nosotros. Tiene ya 18 años y quiere estudiar Químicas. La verdad es que es una historia de éxito. Nos hace sentirnos muy orgullosos. Lo que le dijimos: de acuerdo, vente a casa, pero te tienes que integrar en el equipo de educación de Judit. Ahora es también tu responsabilidad. Y funciona! Ha asumido el rol de hermana mayor responsable. Ya tenemos otro canal de comunicación con Judit.

martes, 19 de junio de 2012

Un campamento más


Judit se fue ayer de campamento con todo el colegio. Una semana disfrutando de la naturaleza y con otro tipo de responsabilidades. Los estudios quedan al margen esos días y el trabajo en equipo, el orden y el esfuerzo físico toman su iniciativa. Judit se ha ido entusiasmada. Esperemos que no haya ninguna llamada de profesores o monitores (eso no sería nada bueno). A su marcha ha ido dejando un reguero inmenso de castigos interminables por desobedecer y contar mentiras que tendrá que cumplir a su regreso (nada nuevo). Pero hoy he notado su ausencia. Esta misma mañana, sin ir más lejos, a la hora del desayuno, antes de ir a trabajar. Es un momento que compartimos las dos porque coincidimos en el horario y da para mucho. Estoy tan acostumbrada a su presencia que cuando no está, se me hace muy raro.

No paro de pensar en ella.

martes, 12 de junio de 2012

Final de Curso


¡Qué horror! No sé quién está deseando más que llegue final de curso si Judit o yo. Estoy nerviosa pensando en sus exámenes, pendiente de sus trabajos, sus tareas, sus recuperaciones,… y ella…solo hay que verla. Ahí está, feliz como si no pasara nada. Ayer pensando en ello la envidiaba ¿será verdad que no se altera con resultados finales, con exámenes? A mí se me han disparado los picores en la piel y las migrañas. En fin; sus prioridades son otras. Está tan claro. Supongo que llegará el día en que lo aceptaré y no solo de palabra.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Siempre pasa lo mismo


Siempre pasa lo mismo.
El mes de mayo me envuelve de emociones. La llegada del calor, los días luminosos, las tardes alargando. Todo esto hace que pase más tiempo con Judit. Y los roces con ella (para bien o para mal) son más constantes.
Me vienen recuerdos de mi adolescencia; cuando yo tenía la edad de Judit y lo incomprendida que me sentía en muchas ocasiones y lo alocada y feliz, en otras. Los 15 años son especiales, vengan de quien vengan ¡Es una edad tan peculiar! Intento ponerme en la piel de Judit para entenderla, para acompañarla y aceptar sus ímpetus. Esos que sólo se producen cuando las hormonas están encendidas.
Con la ropa, con las amigas, con su tiempo, con la música, con el pelo,…. ¡Y pensar que por ahí pasamos todas! Aún así no consigo conectar con ella. Siempre hay un punto en el que saltamos la una con la otra.
Me consuela saber que es ley de vida: madre e hijas en una etapa explosiva.
¡Bendita adolescencia!

martes, 24 de abril de 2012

Judit nos ama de verdad


Sé que Judit nos ama con todas sus fuerzas. Está demostrado lo mucho que quiere a su familia de acogida. 
Que Judit es especial ya lo sabíamos pero estos últimos meses lo hemos podido constatar y sentir en nuestras propias carnes. Judit acaricia a su abuelo con Alzheirmer, lo levanta y lo cuida con tanta delicadeza que nos hace encoger el alma. Le cuenta cosas del colegio y le canta canciones sabiendo que su abuelo no la reconoce ni la entiende. El fin de semana que nos toca estar pendiente de los abuelos y dormir en su casa, es la única nieta que se ha quedado allí para hacer compañía y ayudar. Se la ve preocupada con la nueva situación familiar y no pone quejas ni replica. Todo lo contrario, no deja ni un segundo de vista al abuelo. 
Infinidad de veces peleamos con ella, le exigimos que madure, que se comporte como una niña (adolescente) “normal”. Nos empeñamos en compararla con nuestros sobrinos, vecinas, hijas de amigos,… Pero si la mirásemos bien sabríamos que en esas comparativas, ella es la mejor.
Judit es imperfectamente adorable. La quiero con todas mis fuerzas.

viernes, 30 de marzo de 2012

Alzheimer

El abuelo de Judit tiene Alzheimer. Esta enfermedad tan "de moda" y que de manera tan cruel se manifiesta. Para Judit (y para Nosotros) está siendo una prueba más. Todos los días pregunta por su abuelo, que está hospitalizado en una unidad de salud mental de un gran hospital. Quiere verle. El otro día se enfadó cuando se enteró de que una de sus primas lo había visto y ella no había podido. Le echa de menos. Se le nota. Es su abuelo. Hace no mucho le hizo una entrevista para el cole y se rieron mucho juntos. Será duro para ella el día que físicamente tampoco esté.

viernes, 23 de marzo de 2012

Día del padre

Esta semana ha sido el día del padre. Judit me hizo un regalo. Pensaba que sería una manualidad del cole (no me acordaba que "ya no tiene edad" para esas cosas, como ella tantas veces me recuerda). Pero no. Parece que insistió con su madre (de acogida) para comprarme algo. Y finalmente se decidió por una película: "El niño de la bicicleta". Es la historia de un niño de acogida y su difícil historia. La veremos este fin de semana todos juntos. Ya os contaré qué tal es. Pero en cualquier caso, me gustará mucho compartirla todos juntos.

jueves, 19 de enero de 2012

Los apellidos

Ya os hemos contado alguna vez que Judit se muere por tener nuestros apellidos. El otro día llegó una carta de un restaurante, de esos que rellenas una encuesta y luego te mandan promociones. Hace meses, sino años, haciendo el tonto rellenamos el nombre de Judit con nuestros apellidos en una de estas encuestas. Ayer llegó una carta de este restaurante a su nombre y se le encendió la cara al ver su nombre con nuestros apellidos. Por fin le habían cambiado el nombre!


Hubo que contarle la verdad.


Próximamente os contaremos nuestro debate familiar sobre este tema...

lunes, 9 de enero de 2012

Y pasaron las Navidades

Después de un parón por cargas de trabajo e historias varias, volvemos al blog a seguir contando las historietas de Judit. Estas Navidades han sido especiales: ha estado con nosotros Sonia, la niña que tuvimos en acogimiento hace años y que, felizmente, volvió con su madre. El mes pasado cumplió 18 años. Y nos emocionamos. Realmente es espectacular ver el cambio de una niña que, cuando la acogimos con 5 años apenas hablaba, había sufrido torturas (más que malos tratos, aunque no por parte de la madre) y tenía una cara de profunda tristeza. Hoy es lo que nuestras madres llamarían una "señorita", a punto de entrar en la Universidad para hacer Ingeniería Química (va a ser la primera generación de su familia en tener carrera universitaria), ordenada, equilibrada y con un prometedor futuro por delante. El día que cumplió los 18 supuso una meta cumplida. Aún encontrará muchos problemas en su vida, pero esta primera meta, la ha conseguido.


Como ya os hemos contado alguna vez, cuando está en casa nos ayuda mucho con Judit. Estos días se han pasado muchas horas hablando solas. Entre niñas de acogida se entienden mejor.