domingo, 11 de septiembre de 2011

Otro verano más


Hemos pasado otro verano más. Judit ha vivido sus particulares vacaciones y nosotros con ella.
Sus resultados académicos fueron realmente desastrosos al finalizar en junio el colegio y eso ha provocado una organización total del horario.
Durante un mes entero estuvieron Sonia y su hermana pequeña en casa y nos permitió a todos cambiar el ánimo, disfrutar de las tardes largas, aprovechar paseos, juegos, helados o baños; todo ello sin romper el ritmo de trabajo y estudio que nos marcamos con Judit para hacer el intento de superar el curso en septiembre; y todo ello, también,  con sus consiguientes rebotes, enfados, peleas, insistencias y reflexiones para que Judit acabara la tarea que nos habíamos propuesto para ese día. Difícil….pero que muy difícil!!!!
Hay que reconocer que estamos muy contentos con ella. A pesar de sus despistes y estar en las nubes el 50% del tiempo (era previsible), Judit ha trabajado mucho. Mucho más que cualquier niña de su edad en un periodo tan atractivo como es el verano. Las últimas semanas antes de septiembre, dedicaba más de 9 horas al día de estudio y trabajo. Ha repetido decenas de veces páginas enteras para mejorar letra, recomponer trabajos ya hechos que había perdido, ha duplicado sin darse cuenta tareas,…. Y al final… ha recuperado 4 de 6. Para ella ha sido un reto. El día que le dieron las notas, lloraba de alegría porque sabía que pasaba de curso.
Sabemos que este curso que comienza va a ser más duro aún que el anterior y que es una clara candidata a repetirlo; pero todo el profesorado ha valorado su esfuerzo y su trabajo; así como su ánimo y ha  apostado por Judit.
Desde aquí queremos darle las gracias a ese equipo de profesores que ha tenido en cuenta a la persona en toda su globalidad y le ha dado la ilusión y las ganas por seguir madurando

4 comentarios:

  1. Me alegro mucho de leer tus palabras: porque has encontrado unos profesionales que como dices, han entendido la globalidad de Judit y le han aportado elementos para que no pierda la motivación. Por otro lado es fantástico que haya sacado 4 de 6 y que estuviera tan contenta: se ha dado cuenta de que el esfuerzo tiene recompensa! :)

    ResponderEliminar
  2. Felicidades! Judit ha aprendido una cosa fundamental para su futuro... que el esfuerzo tiene recompensa... Lamentablemente la sociedad en la que vivimos no siempre nos ofrece la oportunidad de comprovarlo así que es un gran logro descubrirlo...

    Además Judit ha descubierto que ella es capaz de conseguir aquello que se propone...

    Que gran verano... sin duda cansado, poco relajado... pero gran verano al fin

    Maria

    ResponderEliminar
  3. Hola, he leído todo tu blog y me ha gustado muchísimo: enhorabuena por compartirlo con nosotros.
    Hace unas semanas me decidí a dar un giro a mi vida y acoger un niño en mi familia. No tengo pareja pero si 2 niñas de 10 y 12 años que quieren participar de la experiencia. Mi primera sorpresa es lo que me está costando "entrar" como familia de acogida. Tras días sin que el teléfono de contacto lo atendiera nadie en la Consellería de Bienestar Social de Valencia (siempre comunicando), me personé y me citaron para una reunión informativa¡mes y medio más tarde!. Este tiempo, sin embargo, me está sirviendo para madurar mi decisión e ilusión aunque veo que se me va a ir el año sin que pueda compartir mi familia con ningún niño, pues creo que luego vienen entrevistas y una formación que puede durar hasta 6 meses. Quiero pensar que estos retrasos ayudan a los niños aunque no puedo evitar pensar en las personas a las que se les complicará la vida en esperas tan largas y posiblemente renuncien finalmente a la idea de acoger. En fin, son reflexiones en alto, disculpa mi desahogo y sigue adelante con tu niña, Judit. Seguramente ahora te falta perspectiva pero es una tarea muy muy difícil la que estáis llevando a cabo, es lógico que cueste tanto, y estoy convencida de que tendrá sus frutos cuando se convierta en una personita adulta y feliz. Aprovecho para compartir contigo una frase que me llamó poderosamente la atención igual que tú has compartido tanto conmigo, la acabo de buscar para ti. Es una observación profunda que en cierta ocasion pronunció Dag Hammarskjold, ex secretario general de las Naciones Unidas. Dice así: "Es más noble entregarse por completo a un individuo, que trabajar con diligencia por la salvación de las masas". Creo que responde a una de las inquietudes que pude leer en alguna parte de tu blog. Te mando un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tus palabras. Y no desfallezcas. Al final la espera vale la pena. Nosotros hemos tenido algunas fricciones con la Administración y es algo desesperante. Pero al final verás como todo se te olvida. Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar