domingo, 11 de septiembre de 2011

Otro verano más


Hemos pasado otro verano más. Judit ha vivido sus particulares vacaciones y nosotros con ella.
Sus resultados académicos fueron realmente desastrosos al finalizar en junio el colegio y eso ha provocado una organización total del horario.
Durante un mes entero estuvieron Sonia y su hermana pequeña en casa y nos permitió a todos cambiar el ánimo, disfrutar de las tardes largas, aprovechar paseos, juegos, helados o baños; todo ello sin romper el ritmo de trabajo y estudio que nos marcamos con Judit para hacer el intento de superar el curso en septiembre; y todo ello, también,  con sus consiguientes rebotes, enfados, peleas, insistencias y reflexiones para que Judit acabara la tarea que nos habíamos propuesto para ese día. Difícil….pero que muy difícil!!!!
Hay que reconocer que estamos muy contentos con ella. A pesar de sus despistes y estar en las nubes el 50% del tiempo (era previsible), Judit ha trabajado mucho. Mucho más que cualquier niña de su edad en un periodo tan atractivo como es el verano. Las últimas semanas antes de septiembre, dedicaba más de 9 horas al día de estudio y trabajo. Ha repetido decenas de veces páginas enteras para mejorar letra, recomponer trabajos ya hechos que había perdido, ha duplicado sin darse cuenta tareas,…. Y al final… ha recuperado 4 de 6. Para ella ha sido un reto. El día que le dieron las notas, lloraba de alegría porque sabía que pasaba de curso.
Sabemos que este curso que comienza va a ser más duro aún que el anterior y que es una clara candidata a repetirlo; pero todo el profesorado ha valorado su esfuerzo y su trabajo; así como su ánimo y ha  apostado por Judit.
Desde aquí queremos darle las gracias a ese equipo de profesores que ha tenido en cuenta a la persona en toda su globalidad y le ha dado la ilusión y las ganas por seguir madurando