miércoles, 11 de agosto de 2010

Las visitas

Ya sabemos qué es un acogimiento. El menor (en este caso, Judit) vive en una familia sumergida en una aparente normalidad como un miembro más durante un periodo de tiempo (algunas veces más largo de lo que se pretende, derivando a un acogimiento permanente) . La idea es que esta personita se sienta tranquila, feliz y se pueda desarrollar recibiendo no sólo alimento, abrigo y educación, sino amor y calor familiar. Hay que transmitirle que tiene derecho a ser feliz y que puede expresarlo abiertamente. Hay que empaparla de emociones sanas, de momentos y recuerdos positivos que puedan desterrar poco a poco las malas experiencias vividas anteriormente.
A veces, la mayoría de las veces, estos acogimientos llevan consigo visitas de la familia biológica.
En nuestros dos acogimientos así ha sido.
Con Sonia fue una maravilla. El contacto con su mamá fue muy positivo con la niña y con nosotros. Tanto es así que hoy en día existe una gran relación de amistad y Sonia viene con mucha frecuencia a casa a pasar temporadas largas de vacaciones.
Sin embargo con Judit todo es diferente.
Judit tiene dos hermanos mayores que viven con la madre. Las visitas no son abiertas sino controladas en un punto de encuentro. Familia biológica y familia de acogida no coinciden y las entradas y salidas de ambas familias son a diferentes horas para no encontrarse.
La diferencia es que el acogimiento de Judit no fue un acogimiento consentido por la familia biológica como lo fue el de Sonia. Y esto se ha reflejado en las visitas que la niña ha tenido con sus hermanos.
No ha sido nada fácil para Judit el tema de las visitas. Le han traído muchos problemas y han entorpecido su desarrollo físico y emocional.
Es un tema que preocupa a Judit y que nos preocupa a nosotros.

3 comentarios:

  1. Hola, somos una pareja acogedora, que ha encontrado vuestro blog por casualidad.
    Gracias por compartir vuestras experiencias, nos ayuda saber que no estamos solos en esta a veces tan dura labor. un saludo y mucho ánimo para vosotros.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a vosotros por vuestras palabras. Es fantástico encontrar personas que sienten y viven la inquietud del acogimiento. Mucho ánimo.

    mamá de judit

    ResponderEliminar
  3. Hola, he encontrado vuestro blog en mi busqueda de experiencias de familias acogedoras. Nosotros acabamos de empezar la convivencia, y alguna reaciones de la niña se me escapan, por lo que me gusta ver que es algo normal. Os agradezco el trabajo que estais haciendo

    ResponderEliminar