martes, 29 de junio de 2010

Descubriendo la adolescencia

¡Qué temblor nos entra cada vez que Judit "sugiere" = "da por hecho" algo!
No hace mucho que hemos descubierto que estamos sumergidos en plena adolescencia.
Quiero salir, me aburro, no me entendéis, ya lo sabía, siempre lo mismo, si ya soy mayor,…. Son frases que están constantemente en boca de Judit. Y después de ellas le sigue el refugiarse en su cuarto y a ser posible, la puerta cerrada hasta que nos percatamos y se la abrimos de nuevo.
Hace unos meses, la llamamos "niña" y nos dejó atónitos al recibir la respuesta de "no soy una niña, soy una preadolescente" A partir de ahí pudimos comprobar que era cierto y que para colmo, no había hecho más que empezar.
Pero…¿cómo se conjuga esta etapa inevitable, inmadura de por sí, que va con la edad biológica y la sobre inmadurez que lleva Judit? No tenemos ni idea!!!
Resulta estresante y preocupante.
Debemos de estar con ella, acompañarla; y por otro lado, empezar a darle alas para que empiece a forjarse y a tomar decisiones. Es realmente difícil y cada día se complica más.
Nos consuela que estamos los dos en esto al cien por cien y que por ahí hemos pasado todos y todas. Y que nuestras dudas y temores no son diferentes a los de cualquier padre o madre de este mundo. Sólo hay que transmitirle a Judit que lo que hagamos, digamos o decidamos es porque la amamos hasta el infinito y porque deseamos que sea una persona feliz. Esperamos conseguirlo.

domingo, 20 de junio de 2010

Cuando Judit dice lo que piensa

Judit ha decidido regalar una despedida cariñosa a algunos de sus profesores. Aquellos con los que realmente se ha sentido querida y valorada. Es una niña muy perspicaz, muy intuitiva y sensible. Nos sorprende descubrir que sí que tiene en cuenta cada segundo que vive y con quien lo vive. Por ello, ha escrito una pequeña carta sólo a los profesores que le han transmitido y aportado "esperanza". Sinceramente, yo, a su edad, jamás me hubiera atrevido a hacerlo. Aquí os dejo con la despedida hacia una profesora. Sus impresiones son fantásticas.

"Querida Mª Jesús:
Me da mucha pena irme del cole porque sé que no voy a volver a tus clases. En esas clases me he sentido muy feliz y tú hacías que fuera lista. Gracias por cuidarme tanto y preocuparte por mí y mis compañeros. Necesito irme de aquí porque ya he crecido y ahora voy a ir a un cole donde nadie me conoce. Haré amigos pero te prometo que no te voy a olvidar. Te quiero mucho. Judit"

sábado, 12 de junio de 2010

Buscando cole nuevo para Judit


Judit está acabando la enseñanza primaria y en cuestión de meses comenzará a estudiar secundaria. Es algo que aún no visualizamos. La vemos tan infantil, tan distraída,… que no sabemos si, por fín, madurará y empezará a asumir responsabilidades más acordes con su edad o será siempre un despiste en todo.
Eso sí, estamos deseando que cambie de colegio. Uno grande, con amigos y amigas nuevos. En el que se le brinde la oportunidad de empezar de nuevo. Un lugar donde no la conoce nadie.
"Ser aceptada, tal como eres.
Nadie conoce tu historia;
al principio aterra y enmudeces,
luego descubres lo fácil que es
y con esa valentía
que emerge de tu ser,
construyes momentos inolvidables
en un lugar nuevo"

 
Sabemos que es así como se sentirá Judit en cuanto pise un cole nuevo, un lugar donde no está catalogada, nadie conoce la historia de su vida, ni es hija de nadie en especial.
Por fín, empezará a volar y a crecer.