jueves, 24 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

La primera Navidad para Judit en nuestra casa fue muy especial. En contra de lo que pensábamos, no se vio ningún atisbo de melancolía ni de tristeza. Estaba exultante. Feliz de reunirse con ambas familias en Nochebuena y Navidad, alrededor de una mesa llena de comida y con un ambiente de cariño y cordialidad. Todo nuevo para ella. Nos llamó mucho la atención que a los casi 8 años de edad no sabía cuándo venían los Reyes Magos o Papá Noel. ¿Será que nunca había tenido?.
Aprovechamos para Felicitar la Navidad a todos nuestros lectores del blog. Esperamos que Papá Noel o los Reyes Magos os traigan un niño o una niña de acogida. Nunca tendréis un mejor regalo. Ni ellos/as tampoco.

jueves, 17 de diciembre de 2009

¿Pero qué consecuencias?

Hoy hemos tenido que ponernos serios con Judit por los deberes. Si no aprueba la evaluación tendrá consecuencias. "Papa... ¿cuándo dices consecuencias, de qué consecuencias estás hablando?". "Los Reyes Magos están cerca y esto lo van a saber". Para Judit, eso no es nada. Ella pensaba que las consecuencias pasaban por volver definitivamente a la Residencia. No tener Reyes Magos le molesta, pero no es ni mucho menos una tragedia. Su cabeza había ido mucho más allá. Las claves de pensamiento son totalmente diferentes en una niña de acogida y a veces, como ocurre a menudo, lo que decimos, no tiene nada que ver con lo que los demás interpretan.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Judit busca parecerse a nosotros


Judit es muy curiosa y siempre pregunta cómo éramos de pequeños, quiere ver fotos y busca parecerse a nosotros. A veces la miro de reojo y me percato que intenta imitar mis posturas, miradas y forma de hablar. Tiene ya expresiones propias de nuestra familia.

En más de una ocasión le han dicho que se parecía a mí y ella se ha sentido orgullosa.

Al principio dejaba claro que no éramos sus verdaderos papás pero ahora se calla y en voz baja susurra: "por fa, mami, no le digas que soy de acogida". Me estremece porque sé que cada vez es más importante para ella sentirse como hija con todos sus derechos.

Quiere peinarse como yo, utilizar mi misma colonia y mi mismo champú. La he pillado varias veces contando mis pecas y luego las suyas para ver si las teníamos igual.

Es impresionante palpar la necesidad que tiene de adquirir rasgos nuestros, como si eso le hiciera sentir más tranquila.

jueves, 3 de diciembre de 2009

¿Me queréis?

Hoy se ha acercado Judit a nuestra habitación. Estábamos jugando con el pequeño perro que tenemos. Se nos ha quedado mirando con cara de circunstancias y ha dicho: "Vosotros no me queréis verdad? Sólo queréis a la perra". En realidad no lo piensa, sólo lo dice para que dejemos a la perra y juguemos con ella. Pero nos ha dado pie para hacer un razonamiento con ella. Los niños y niñas en familias de acogida son los únicos que tienen las pruebas fehacientes de que sus padres (de acogida) los quieren: la opción de acogimiento no remunerado es una decisión 100% voluntaria y libre. Más voluntaria y más libre (desgraciadamente) que muchas paternidades biológicas.

La siguiente pregunta ya la esperábamos... "¿qué hay para cenar?"