viernes, 10 de julio de 2009

Nos llama la atención

Lo primero que llama la atención en Judit son 2 cosas: el sobrepeso que tiene y la necesidad de afecto que manifiesta. El sobrepeso es evidente, debido fundamentalmente a una alimentación desequilibrada y la falta de ejercicio. Está acostumbrada a comer o cenar sólo chucherías o bollería industrial. La necesidad de afecto es sobrecogedora. Estamos en pleno verano y en algunos momentos hay que pedirle que corra el aire porque está todo el día sobre nosotros. Es casi asfixiante (llegará a serlo más adelante). Pero lo mejor es la sonrisa permanente de oreja a oreja. Es el retorno de la inversión que se hace en un acogimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario