miércoles, 10 de junio de 2009

Los difíciles comienzos

Nos citan a las 6 de la tarde en la residencia. Vamos a conocer a Judit. La trabajadora social nos dice: "Mira es aquella que va corriendo por allí en la bici". Vemos a una niña gordita, de raza blanca, con un montón de heridas en las piernas ("es de la bici, es que no la domina aún"), con la camiseta sucia de haber jugado mucho. Se acerca a nosotros. Nos mira. Y pregunta: "¿Vosotros qué sois, mis papás?" Con un nudo en la garganta los dos  afirmamos; y ella dice: "Vale". Y vuelve a salir corriendo con la bici. Es increíble la capacidad que tienen los niños de hacer añicos la trascendencia de un momento con sólo una frase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario